Braemar es un lugar soñado en el centro de Auckland. Al llegar John su dueño nos contó la historia: compré esta casa de 1901 para que no la demolieran y hagan una torre.
Las habitaciones son hermosas, no podrían ser mas limpias. Con toda la estética original de la mansión, hasta las llaves de luz parecen salidas de un cuento steampunk.
A la mañana John y su esposa preparan el desayuno y lo comparten en la mesa con los huéspedes.

Cuando sales te prestan paraguas, te dan indicaciones de rutas y si como nosotros estás un poco perdido John hace dos cuadras caminando contigo para asegurarse de que llegues a destino.
No se me ocurre una manera mejor de conocer Auckland.
La nuestra era una suite doble donde entran COMODAS cuatro personas. En el refrigerador nos había dejado vino, cerveza y refrescos “para ustedes, obviamente son gratis”. Volveremos y lo recomendaremos.

 

Thanks Braemar
Thanks John and Mel

Sugerencias

Compartir este Post

Soy Guillermo Catalano, pero algunos me conocen como Fierita. Trabajé 20 años en programas de tv, programas de radio y adoro la internet, tanto como viajar. Ahora viajo por el planeta compartiéndolo en vivo y las decisiones de mi viaje las tomás vos. Ya lo hicimos en más de 30 países, subí que te llevo.