Una decisión reñida, nacida en una sugerencia de una integrante de nuestra comunidad, dijo que debíamos invertir 60 dólares en el paseo a bordo de los ducks.
Este anfibio arranca como omnibus y luego entra al agua cual crucero.
A bordo el guia se la pasó contando chistes malos y cambiándose sombreros, que a los pasajeros les causaba mucha gracia, e intentado que se comportaran como niños en excursión.
Lo logró.
Pero lo importante es lo lindo que es Seattle y las vistas que tuvimos abordo, conociendo las casas flotantes y la planta de gas abandonada, todo en medio del lago.

Sugerencias

Compartir este Post

Soy Guillermo Catalano, pero algunos me conocen como Fierita. Estudié muchos años el hermoso arte del ilusionismo, pero parece que no soy tan bueno haciendo magia. Estudié muchos años publicidad, pero parece que no soy tan bueno haciendo publicidad. Hace 20 años hago programas de tv, programas de radio y adoro la internet, tanto como viajar. Ahora voy a hacer un viaje donde las decisiones las tomás vos.